viernes, 13 de enero de 2012

Consejo para un ajedrecista de mundo

Si eres un jugador de ajedrez que merodeas por torneos locales, en los que practicamente conoces a todo el mundo y, como aquel que dice, siempre os juntais los mismos, en una palabra, el consabido "jugador de café", pues la verdad es que esta entrada te puede resultar, mas bien, de poca utilidad.

Pero si con el tiempo, el buen entrenamiento y una fuerte dósis de caracter, tu ego ajedrecístico ha subido enteros y se ha equiparado a un Elo Fideque te permita moverte por competiciones a nivel nacional, o incluso aventurarte a hacer alguna escapadilla allende nuestras fronteras, quizás pueda comenzar a interesarte.


Ahora bien, si el tesón, la perseverancia y la ingestión de docenas de libros de teoría y muchas (muchísimas) horas delante del ordenador con gente como Fritz (por citar un estandar), te ha convertido en un jugador de nivel aceptable que gusta codearse con la élite, entonces has dado con la entrada perfecta que te ayudará a moverte por el mundo con toda tranquilidad.

Aquí te dejamos 30 maneras diferentes para decir las palabras mágicas que todos deseamos pronunciar al acabar nuestras partidas y que, de forma indefectible, nos transportan a la gloria por sí sola (y si se producen con algún sacrificio final de dama, ni te cuento). Sólo tienes que memorizarlas. El éxito está garantizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario