lunes, 16 de enero de 2012

Mijail Tal

Mijaíl Nejemiévich Tal (letón: Mihails Tāls también transliterado como Mikhaïl Tal o Tahl) (Riga, 9 de noviembre de 1936 – Moscú, 28 de junio de 1992). Letón de nacimiento y de padres judíos, fue el octavo campeón del mundo de ajedrez.

Conocido como el Mago de Riga o el Brujo de Riga, destacó desde muy joven por su gran capacidad para crear ataques tácticos y combinaciones sorprendentes y, a menudo, muy arriesgadas. Su peculiar estilo lo ha convertido en uno de los jugadores mas legendarios de la historia del ajedrez.


Primeros años

Tal nació en el seno de una familia judía con dos dedos menos en la mano derecha, defecto que solía esconder ocultándola en el bolsillo y que sólo aparecía visible al encender alguno de sus cigarrillos; eso no le impidió tocar el piano mejor que bien, estando entre sus favoritas las composiciones de Rachmaninov, Tchaikovski y Chopin.

Toda su vida fue un ludita impenitente (odiaba los artefactos tecnológicos, nunca quiso aprender a conducir y prefería evitar aviones, coches y trenes). Mujeriego y enamoradizo, fue también excesivamente proclive a la botella, lo que en ocasiones limitó su descomunal talento ajedrecístico. Tal aprendió el juego durante su infancia, viendo las partidas que jugaba su padre (médico) en el salón familiar; aunque no fue hasta los 17 años cuando jugara su primera partida contra un gran maestro.

Jugador consolidado

Apenas seis años después, ya era campeón del mundo, por lo que su progreso fue extraordinario. Obtuvo el segundo puesto en el campeonato letón de 1954, y el título de Maestro de la URSS, tras vencer al campeón bielorruso Saïgin. Tuvo otro éxito al triunfar en la semifinal del campeonato de la URSS individual. Hacia 1956, quedó a un punto de los vencedores, y en el año de 1957, Tal quedó quinto ex aequo en la semifinal, algo lejos del futuro campeón del mundo Tigrán Petrosián.

Diversas victorias le ayudaron a consolidarse en la cumbre: ganó el campeonato soviético en 1958 (12½ de18), luego el interzonal de Portoroz el mismo año y finalmente, al coronarse campeón del torneo de candidatos disputado en Yugoslavia en 1959 (ayudado por 4 victorias sobre el joven Bobby Fischer), obtuvo el derecho a disputar el campeonato del mundo. Incluso precedido por sus victorias (había conseguido, además, el primer lugar en Zúrich 1959 con 11½ de 15 por delante de Fischer, Gligoric y Keres, sumado a 13½ de 15 en la Olimpiada de Leipzig 1960), fue una gran sorpresa cuando, en 1960, a la edad de 24 años, Tal derrotó al posicional y estratégico Mijaíl Botvínnik en este encuentro, con lo que se convirtió en el campeón del mundo más joven de todos los tiempos (hasta que Kaspárov lo superó, ganando el título a los 22 en 1985). Botvínnik ganó el encuentro de revancha a comienzos de 1961, donde Mijaíl Tal tuvo que doblegarse, aparentemente por problemas de salud, 8-13. Meses más tarde, ganó el torneo de Bled delante de Fischer, pero su salud le obligó a retirarse de varios torneos, como el de los candidatos de Curazao.

Problemas de salud y declive

Su salud le siguió jugando malas pasadas en los siguientes años, pero aun así, consiguió excelentes resultados. Entre ellos, se cuentan la racha de 83 partidas sin ser derrotado en 1972-1973 (ganó 5 torneos consecutivos en ese período, incluyendo un campeonato soviético) y el primer puesto ex aequo con Anatoly Kárpov en el "Torneo de las Estrellas" de Montreal en 1979.

Tal fue muy esperado en el Interzonal de Leningrado, pero se hundió con apenas 8½ puntos de 17, detrás de jugadores como Korchnói y Kárpov. En 1973, quedó noveno en el campeonato de la URSS y en 1975, no consiguió clasificar para el torneo de 1976.

En el período 1978-1979, ganó varios torneos, como el campeonato de la URSS y el Tierra de los Hombres. Asimismo, se impuso en el Interzonal 1979, pero a lo largo de los torneos de 1980, perdió en cuartos de final, derrotado por Polugaievski, 3-0. En 1988, ganó el único campeonato del mundo de ajedrez relámpago que se ha organizado.

Enfrentó serios problemas de salud y se sometió a diversos tratamientos que le provocaron dependencia a la morfina, pero Tal afirmaba jocosamente que no era morfinómano sino "chigorinómano" (haciendo referencia a Chigorin, fundador de la escuela rusa en el siglo XIX, en oposición a Morphy, considerado en esos tiempos el mejor jugador del momento). Consideró al ajedrez más un arte que una ciencia, y toda su vida fue un apasionado de las combinaciones de ataque.

Hasta siempre

Fue enterrado en el cementerio judío de Riga, tras fallecer en un hospital moscovita en 1992 a la edad de 55 años. En su ciudad natal hay un gran monumento en su memoria.

Entre los jugadores actuales, el ex español, también nacido en Letonia, Alexéi Shírov es probablemente el más influido e inspirado por el estilo de Tal.



[Fuentes: wikipedia y otras]

No hay comentarios:

Publicar un comentario